Diferencias entre peligros y riesgos

Riesgos, peligros, sistema de gestión de seguridad y salud en el trabajo, campo de aplicación, identificación y clasificación de los peligros y riesgos potenciales, gestión del cambio, nivel de riesgo, actualización del sistema de gestión en seguridad y salud en el trabajo

Es importante comprender las múltiples definiciones de «riesgo», donde se pueden identificar los existentes comparativos entre «riesgo» y «peligro». No en pocas ocasiones estos términos son utilizados como sinónimos en contextos en los que quizás puedan entenderse como tales. Sin embargo, no son lo mismo.

La probabilidad de que un fenómeno de origen natural o humano, se produzca en un determinado tiempo y espacio es un Peligro (potencial), de que las vidas o los bienes materiales humanos sufran un perjuicio o daño. Posibilidad a la que están expuestos los pobladores de un determinado lugar.

PELIGRO:

Decreto 1072 de 2015: determina que peligros es toda fuente, situación o acto con posibilidades de originar daños en la salud de los trabajadores, en las instalaciones o en los equipos.

OHSAS 18001: fuente, situación o acto que puede generar daño, bien por lesión o por enfermedad o una combinación de éstos a las personas.

ISO 45001: fuente o situación que puede llegar a causar lesiones y/o enfermedades a las personas.

IDENTIFICACIÓN DEL PELIGRO

Decreto 1072 de 2015: proceso de establecer si existe o no un peligro y definir sus características.

OHSAS 18001: proceso en el que se lleva a cabo un reconocimiento de la presencia de algún peligro, definiendo las características del mismo.

ISO 45001: Aún no ha especificado nada al respecto.

RIESGO:

Decreto 1072: es la combinación de que ocurra una o varias exposiciones o situaciones peligrosas junto con la severidad del daño provocado por las mismas.

OHSAS 18001: es la combinación de la probabilidad de que tenga lugar un evento o situación peligrosa y la severidad de la lesión o enfermedad que pudiera causar por tal evento o exposición.

ISO 45001: es el efecto de la incertidumbre sobre los objetos. Se expresa en términos de la combinación de las consecuencias generadas por un evento y la asociación de probabilidad de ocurrencia.

Diferencia entre riesgo y peligro:

¿Qué diferencia existe entre un peligro y un riesgo? El peligro es una condición o característica intrínseca que puede causar lesión o enfermedad, daño a la propiedad y/o paralización de un proceso, en cambio, el riesgo es la combinación de la probabilidad y la consecuencia de no controlar el peligro. 

Ejemplos: 

  • Piso resbaloso (peligro). 
  • Es baja la probabilidad de una fractura (riesgo).

Nuestras decisiones funcionan cotidianamente con la noción de riesgos, aunque no seamos conscientes en todo momento, ni la palabra riesgo ni el fenómeno que se describe con ella son nuevos para nuestro entendimiento, al contrario, el ser humano desde sus inicios como especie convive naturalmente con los riesgos y reaccionaba intuitivamente ante ellos.

Es de esta manera que, cuando entendemos los conceptos de peligro y de riesgo podemos iniciar con la identificación de los peligros, evaluación y valoración de riesgos, la cual nos permite conocer y entender los riesgos de la organización, además debe orientarnos en la definición de los objetivos de control y acciones propias para para su gestión; en esto radica su importancia, porque sobre la coherencia y validez de los resultados obtenidos se determinará la calidad de los cimientos para desarrollar y mantener la administración de riesgos de la organización.

Los procesos de identificación, análisis, valoración, evaluación y control de riesgos deben ser una de las bases principales y fundamentales para identificar las necesidades de la organización durante la implementación del Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo, esto permitiendo que la organización y sus partes interesadas (personal directo, contratista, proveedores y visitante), puedan establecer medidas de control necesarias en todos sus procesos misionales, estratégicos y de apoyo, para la ejecución en las actividades y tareas rutinarias y no rutinarias.